Rejuvenecimiento vaginal

 

¿Qué es el rejuvenecimiento vaginal?

El rejuvenecimiento vaginal es un conjunto de procedimientos que permiten mejorar la zona íntima de la mujer que, con el paso de los años, también sufre cambios. Dichos tratamientos le devolverán la confianza y le permitirán volver a llevar una vida sexual más placentera.

Chica cubriéndose el cuerpo con las manos y las piernas cruzadas - rejuvenecimiento vaginal

¿Por qué se realiza?

A lo largo de la vida el cuerpo cambia, y también las zonas íntimas. El cuerpo de la mujer está sometido a embarazos, partos, cambios hormonales, menopausia… y el propio envejecimiento natural. Todo ello hace que haya cambios internos y externos en el área vaginal que afectan al aspecto y sensaciones que la mujer experimenta.

 

Aunque no hay un límite de edad para que algunos trastornos aparezcan, muchas mujeres sufren pérdida de tono en la zona vaginal, incontinencia urinaria, sequedad vaginal o molestias durante las relaciones sexuales, molestias al llevar ropa ajustada o al realizar algún deporte, picores, pérdida de sensibilidad e incluso prolapsos. Todo ello puede tratarse con técnicas de rejuvenecimiento vaginal.

 

Los objetivos de los procedimientos de rejuvenecimiento vaginal buscan:

  • Tratar la incontinencia urinaria
  • Estrechar y tonificar el canal de la vagina
  • Tratar la sequedad vaginal, que puede provocar molestias en las relaciones sexuales
  • Intentar evitar, o tratar en caso necesario, cualquier prolapso genital
  • Mejorar el aspecto general del aparato genital femenino
  • Intentar mejorar las relaciones sexuales de la paciente, con todo lo anterior

 

¿En qué consiste?

Primeramente el especialista analizará el historial médico de la paciente, los síntomas que tiene, cualquier patología que sufra y medicaciones que tome. A continuación, examinará físicamente a la paciente y le propondrá las posibles soluciones a su problema. Así, existen diversos procedimientos:

  • Labioplastia. Es una cirugía menor para la parte externa de la vulva donde se elimina un exceso de piel, del labio interno o externo. También puede realizarse el proceso contrario, con injertos de grasa en los labios mayores y así devolverles volumen.
  • Vaginoplastia. Es otra intervención para reparar el canal de la vagina, reduciendo su diámetro y devolviendo la tonicidad a los músculos. Se puede realizar de manera quirúrgica, con anestesia local o epidural, donde el especialista tensará los músculos del suelo pélvico. También puede realizarse con láser. Primero se aplicará una crema anestésica y, después, se inyectará el láser en el canal vaginal, con el objetivo de estrecharlo, procedimiento que también sirve para tratar la incontinencia y la sequedad vaginal.
  • Ácido hialurónico. Se utiliza en casos moderados, donde el médico inyecta la sustancia a lo largo del canal vaginal para estrecharlo, con una aguja muy fina, con una técnica de multipuntos. Es una técnica que permite dar volumen a los labios superiores y mejorar la mucosa vaginal, así como tratar la sequedad vaginal y aumentar el punto G.
  • Lipofilling. Es un tratamiento intra vaginal para estrechar el canal interno, en casos de laxitud vaginal moderada. Es una cirugía de mínima invasión, que se hace con anestesia local, donde el cirujano extrae grasa de una zona donante con liposucción para después inyectarla en la vagina. Es una técnica también válida para restaurar la mucosa vaginal y el punto G.
  • Plasma Rico en Plaquetas. Es un procedimiento muy útil para tratar la sequedad vaginal.
  • Liposucción del monte Venus y/o lifting de pubis. Son técnicas que permiten recuperar la tonicidad de la piel o bien eliminar un exceso de grasa localizada en esta zona.

 

Preparación para el rejuvenecimiento vaginal

Antes de someterse a cualquier técnica de rejuvenecimiento vaginal es importante buscar al mejor profesional. Es importante asegurarse de que el doctor o doctora está colegiado y cuenta con buenas opiniones. No está de más consultar con varios especialistas antes de decantarse por uno u otro. Diversos especialistas pueden realizar un rejuvenecimiento vaginal, según cuál sea la problemática de la paciente y el objetivo a conseguir. Así, pueden realizar dichos tratamientos especialistas en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, en Dermatología, en Ginecología y Obstetricia o en Medicina Estética.

 

El especialista recomendará a cada paciente qué procedimiento seguir antes de la intervención, según cada caso, pero normalmente deberá: – Dejar de tomar cualquier antiinflamatorio tipo aspirina 15 días antes del rejuvenecimiento vaginal.

  • Dejar de tomar anticonceptivos orales un mes antes.
  • Dejar de fumar un mes antes, y durante un mes después, para favorecer la cicatrización.
  • Rasurar o no la zona a tratar (el médico lo indicará)
  • Tomar la medicación que el especialista le recomiende, para prepararse de cara a la anestesia e intervención, en caso necesario.

 

Cuidados tras la intervención

La mayoría de procedimientos de rejuvenecimiento vaginal se llevan a cabo de manera ambulatoria y no necesitan hospitalización. Puede haber algún tratamiento más invasivo que requiera una estancia mínima en el hospital, de uno o dos días.

 

Las técnicas suelen realizarse con anestesia local y el postoperatorio suele ser poco doloroso. En caso de que haya algún dolor pueden tomarse analgésicos recetados por el especialista.

 

Respecto a las relaciones sexuales, habrá que tener cuidado según el procedimiento realizado. Así, tras una vaginoplastia o una labioplastia láser habrá que esperar una semana para mantener relaciones. Si los tratamientos efectuados son quirúrgicos, y ligeramente más invasivos, la paciente deberá esperar de 4 a 6 semanas porque el canal vaginal todavía tiene que cicatrizar. En cambio, con las inyecciones de ácido hialurónico pueden mantenerse relaciones a los pocos días, siempre de manera progresiva.